Páginas

Cuento



Quejumbre


Quejumbre es lo que más hay en un cementerio. Los recién llegados (que tienen un olor imposible) se quejan del encierro, el espanto y la oscuridad. Al paso de unos días se quejan cuando los gusanos comen sus lozanas carnes y gritan– ingenuamente – creyendo que sus familiares los sacarán de acá. Los más viejos reclaman cuando no los vienen a ver o cuando lo único que les traen son flores en vez de una amena conversación o un simple “te extraño”.


Yo solo me quejo de las quejas de los muertos, ya las de los vivos me parecían insoportables. 




Este cuento -de mi autoría- fue seleccionado para ser publicado en el libro "101 cuentos rescatados del cementerio" de Editorial los 6 Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada