Páginas

14 diciembre, 2011

Quiénes somos

No tenemos líderes ni cabeza
porque no queremos ser representados.

Sabemos que nadie nos representa
porque somos únicos, somos fuertes y somos todos.

No poseemos color ni bandera
porque nuestro destino es nuestro país;
no tenemos fronteras.

No tenemos tabúes
por lo que a veces nos escupen a la cara.
No discriminamos
por lo que a veces somos tratados como la escoria del mundo
pero sabemos que somos los más importantes.

Somos visionarios.

No tenemos un código común,
pero tenemos honor.
Estamos llenos de ira,
pero estamos firmes en la paz.

Hemos visto la injusticia del mundo,
hemos vivido la represión.
Hemos tratado de hacer ver a los demás
el veneno del mundo,
pero nos han  ignorado.

No estamos unidos
pero estamos relacionados por un pensamiento
y una idea.
Somos ligeros como el viento,
pero tenemos la fuerza de un huracán.
Caminamos solitarios por la Tierra
porque cada uno piensa por sí mismo,
postula por sí mismo,
enuncia por sí mismo.

Estamos cansados de los sistemas,
cansados de una sociedad hipócrita,
llena de prejuicios y desigualdad.

Creemos en la libertad,
pero no como una utopía.
Creemos en la verdad
y la decimos cada día.

No le cantamos a una ideología,
le cantamos a nuestra identidad,
nos cantamos a nosotros mismos,
pero no en coro
sino como una voz potente que truena desde el cielo.

2 comentarios:

  1. Las paradojas del mundo. Todo lo que proclamamos y deseamos no necesariamente lo ponemos en práctica. Deseamos cambio y al final nos conformamos con la rutina. Anhelamos igualdad y ambicionamos tener más que otros. Lo más fácil sería decir cada loco con su tema y se acaba la lesera. Lo mejor es intentar transmitir una nueva visión solidaria y acorde con un mundo donde el sistema se construya de una identidad masiva que garantice una estabilidad mundana. La evolución -espero- siga esa dirección. Tal como lo plantea este poema "como una voz potente que truena".

    ResponderEliminar